Blogia
muchoquedecir

Quién necesita un fin de semana de descanso?

Tras una semana estresante pensando en el exámen de alemán que me esperaba el sábado, llegó el día titulado "Con la muerte en los talones". De 9 de la mañana a 13:00 me esperaba la ardua tarea de demostrar que sé alemán. Del exámen no puedo decir demasiado, simplemente que lo he intentado y que Dios dirá, la gente salió bastante desmoralizada y eso me asusta porque yo pensaba que tenía alguna posibilidad de aprobar pero poco a poco mis esperanzas se han ido desvaneciendo. De todas formas habrá que esperar hasta el martes para saber los resultados del exámen escrito y si he pasado la maldita prueba que me den cita para hacer el oral.
Después del exámen me fui al Tollwood (festival que se celebra en Munich en el estadio olímpico). En este festival hay música y cultura de todas las partes del mundo. Como no, yo no podía faltar a esta cita tan importante, así que Ceci, Jan y yo nos fuimos a dar una vuelta acompañada de nuestro litro y medio de sangría para no deshidratarnos del calor que hacía.



Un sábado por la noche uno no se puede quedar durmiendo, así que ante el qué hacer y a dónde ir, nos juntamos 3 españoles, 5 alemanes y un medio español-alemán y nos fuimos a una discoteca-bolera. Allí, había una promoción de desperados y como era de esperar jugamos un poco chispillas todos a los bolos. Los equipos eran por sexos, chicos contra chicas y lo cierto es que ganaron los chicos por muy poco! A mi lo de los bolos no se me dio nada mal pues en casi todas las tiradas sólo se quedaba un asqueroso bolo en pie!
La noche de bolos fue de lo más divertida pues a Fran lo invitaron a unos cuantos chupitos, además hacían juegos entre todos los participantes (me tuve que poner con la falda remangada encima de Jan, andar unos cuantos pasos encima de él y tirar los bolos)y todo ello acompañado de música discotequera y movimientos de esqueleto.



El domingo por la mañana como no a dormir la mona, que falta me hacía! Pero por la tarde estaba planeado ir a jugar un partido de baloncesto con los integrantes masculinos de mi curso de alemán. Desde mi punto de vista Rubén se tendría que haber dedicado a bailar ballet! Eso de que sólo los hombres juegan con hombres se puede comprobar que no es cierto, además creo que a más de uno le he dado una lección de como se juega al baloncesto.



Ahora a cenar y a dormir, bueno a quién le voy a engañar? seguro que me veo alguna peli o algún capítulo de padre de familia.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres