Blogia
muchoquedecir

Éramos pocos y parió la abuela!!!!!

Ante lo cara que era la Mansión Medina comencé a buscar algo que fuese más normal de precio. La búsqueda fue fácil pues Herber (colega de Inés del trabajo) dejaba su casa y yo cumplía los requisitos que se necesitaban para podérmela quedar, así que ya “sólo” me quedaban dos mudanzas (debía abandonar la Mansión Medina el día 1 de diciembre y mi nueva casa no me la daban hasta el 15 del mismo mes) y firmar el contrato de mi nueva casa.
Con la ayuda de Luis (conductor de nuestra LKW), Armando y Alberto (mis chicos mudanzas) y Kike (nuestro rumbero que ahora está aprendiendo japonés) realicé la mudanza a casa de Iván (chico Rafaela Carra, Bisbal,...). Una vez situada por ahí lejos de Munich (cerca del aeropuerto) con todos mis trastos acumulados en un ano y tres meses, más todos mis muebles, me entero de que la casa de Herber no se me concede por ser española y no hablar un alemán correcto. Minutos después de asumir que estaba en la calle, que tenía que buscar casa de nuevo,... reacciono llamando a todo el mundo para ver si se enteran de alguna casa libre, compra de periódicos, mil llamadas de teléfono, visitas a unas cuantas casas, ... y después de unos lloros de vez en cuando al final encuentro gracias a Teresa (de madre sevillana y de padre alemán) una casita en pleno centro de München que me cuesta 380 euros. Espero que esta si que sea mi casa definitiva porque sino voy a empezar a pensar que en vez de estudiar turismo tenía que haber estudiado algo para trabajar en una inmobiliaria!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres